CARMEN OSUNA

Campo con Corazones

La idea:

El título parafrasea la obra del Bosco en la que se inspira la obra, el dibujo titulado Campo con ojos y bosque con orejas.

Se trata de sinécdoque del lugar central vital que ocupan los alcornoques en este bello paraje de Almonaster la Real.

Es una idea romántica de la idílica naturaleza, la cual personificamos incorporando a los árboles un corazón como metáfora de la vida, siendo este además un lugar en el que pueden anidar, vivir sus inquilinos los pájaros como simbiosis perfecta.


El proyecto consiste en una serie de unos 100 nidos realizados por los alfareros de La Rambla. Se trata de diseños realizados a partir de la forma tradicional del botijo, que siempre nos recordaron a un órgano vital por su composición orgánica. Así partiendo de la forma tradicional de la alfarería se ha procedido a eliminar los pitorros y las bocas y en su lugar colocar cuatro pitorros rectos y redondeado el culo para que adopten la forma de un corazón.

El hecho de utilizar el barro es importante por tratarse de un material que terminará integrado en la naturaleza y que de hecho muchos pájaros lo eligen para construir sus nidos.

Los nidos están realizados a un tamaño relacionado con el corazón humano por lo que los pájaros que puedan anidar serán pequeños.


Se realizó una acción con la colaboración de los vecinos del pueblo y artistas, por lo que se realizó un estudio de campo conversando con la gente de la calle para saber cuál es el conocimiento de los asuntos de sus parajes y de sus observaciones ornitológicas de manera intuitiva y sus conocimientos técnicos sobre el tema. De esta forma se les invitó a participar en el proyecto y se les pedió el favor de colaborar en la colocación de los nidos-corazones. Así a aquellos voluntarios que quisieron trabajar con nosotros se les adjudicó uno de estos nidos que colocaron, atando o colocando entre ramas, a uno de los alcornoques del lugar elegido realizando una prosopopeya o personalización de dichos árboles

Cada persona podrá observar dichos nidos a lo largo del año para evaluar qué tipo de pájaros son susceptibles de ocuparlos.


Durante la jornada inaugural a principio de septiembre se colocó en medio del conjunto de alcornoques un carrillo de mano donde se apilaron unos 30 nidos de la misma forma a como lo hacen los alfareros en la alfarería. La idea es llamar la atención sobre dónde se está realizando la intervención ya que por su sutileza podría pasar desapercibida, y al mismo tiempo dar la posibilidad a alguna persona más para que coloque su nido ese mismo día.


Exposición. Al final de la acción (dos años más tarde), llegado el momento de la retirada de los objetos, se instalarán en una sala, con la idea de trasladar la naturaleza a un lugar interior, “doméstico” igual que ocurrió en su origen con el nido (el barro con el que se realizaron los nidos) y se interrelacionará la naturaleza con la tecnología.


Descripción: Todos los nidos serán apilados sobre una alfombra de tierra del lugar. Estarán llenos de agua y a su alrededor crecerá musgo gracias a las características intrínsecas de esta cerámica: con una gran poder de filtración del agua, o de sudación como se suele decir.

Por otro lado, algunos de estos corazones-nidos contendrán un pequeño altavoz electrónico que reproducirá el sonido de las diversas especies que habitan el lugar y han tenido la posibilidad de anidar en ellos. En uno de los corazones-nido sonarán los latidos del corazón alternándose con el canto de los pájaros. Los dispositivos sonoros se pondrán en funcionamiento cuando el espectador se acerque a los nidos, y cesarán transcurridos unos minutos permaneciendo sólo el latido.